Cal Ros de les Cabres

Cal Ros es una villa de época romana que funcionaba como un centro productor de vino y cerámica entre los siglos II aC y V dC. Fue descubierta el año 1899 por el propietario de la finca, Thomas Morrison – un ciudadano británico instalado en Catalunya por motivos empresariales - , al encontrar un mosaico policromo, paredes y mucha cerámica.

Las intervenciones arqueológicas han sido esporádicas y desiguales, pero han permitido documentar la zona residencial de la villa con diferentes mosaicos y paredes estucadas; así como de la parte rústica, destinada a talleres y almacenaje de las tareas agrícolas: horno de ánforas, depósito y almacén de dolía – recipientes esféricos de barro muy grandes destinados a almacenar y transportar alimentos – y vertederos.

Del yacimiento destaca el descubrimiento hecho por J.Serra Ràfols (1946) de un mosaico que se encuentra en el Museu d’Arqueologia de Catalunya y el hallazgo de un sello de bronce, con la inscripción Publi Valeri Euryali, que da nombre al primer masnouense conocido.

Las ánforas hechas en Cal Ros se utilizaban para envasar el famoso vino de la Laiteània y transportarlo por mar al resto del imperio romano, llegando a zonas tan alejadas como el norte de la Galia – actual Alemania-.

El nombre de Cal Ros de les Cabres hace referencia al masovero que vivía, Isidre Ramentol, que era de cabellera rubia y cuidaba de las cabras de la finca.

Carrer de Jaume I, 119

Foto 1. Fotografia actual. Núria Duran. Fons documental: Museu Municipal de Nàutica del Masnou.

Foto 2. Segell de bronze amb la inscripció P. VALERI EURYALI, s III dC i Copa de ceràmica vidriada, s I aC –II dC. Josep Puig. Fons documental: Museu Municipal de Nàutica del Masnou.

Foto 3. Àmfores. Josep Puig. Fons documental: Museu Municipal de Nàutica del Masnou.