Carrer Adra

Esta calle, que lleva el nombre de una población de Almeria con la que los masnouenses hacían comercio de cabotaje, es una de las calles más antiguas del municipio. Situada al lado del mar – los patios delanteros fueron sustituidos por bloques de pisos-, aún conserva la estructura de las casas de cós, una tipología de vivienda unifamiliar propio de muchos pueblos del Maresme, de planta baja y con el patio en la parte delantera.

En este sector, en la playa, convivían los trabajos en los astilleros, los trabajos de los pescadores y el tráfico de carga y descarga de las embarcaciones. A mitad del siglo XIX trabajaban tres carpinteros de ribera o constructores de barcos: Pere Sust, Pau Jubany y los Carreras (Joan Mont Carreras i Calçada y sus hijos Benet y Manuel). Se construían muy a menudo veleros de dos palos como bergantines y polacras, de 50 a 300 toneladas de arqueo.

Las instalaciones de los astilleros eran muy simples pero se necesitaba mucha mano de obra de operarios, carpinteros de ribera, calafates, aserradores, corderos, maestros veleros, etc., y se requería un año de trabajo si se quería hacer un barco de tres palos. Un centenar de personas trabajaban en torno a grandes carcasas de barcos, rodeadas de grandes andamios de traviesas, así como de depósitos de madera. El ruido del picado de las azuelas y los calafates, era dominado por los golpes de martillo para moldear les piezas de hierro.

Carrer d'Adra

Foto 1. Fotografia actua.. Núria Duran. Fons documental: Museu Municipal de Nàutica del Masnou.

Foto 2. Conjunt de cases. Núria Duran. Fons documental: Museu Municipal de Nàutica del Masnou.

Foto 3. Detall façana. Núria Duran. Fons documental: Museu Municipal de Nàutica del Masnou.

Foto 4. Recreació històrica en 3D. Josep R. Casals. Fons documental: Museu Municipal de Nàutica del Masnou.